MORENA EN TAMAULIPAS

Opinión / Opinión / Por: Martín Sifuentes

Publicado: 13 de febrero, 2018 | 6:07 PM

Hoy en día, el Movimiento de Regeneración Nacional, no representa ninguna fuerza política en Tamaulipas. Sus comités, tanto estatal como municipales, están desorganizados y divididos, frecuentemente en pleitos internos y sin cabezas visibles .

 Visto de esa manera, Morena no significaría ningún problema electoral para los demás partidos. Sin embargo, las cosas no son así. 

 Ese partido, aún y que fuera sin coalición podría convertirse en el dolor de cabeza tanto del PAN como del PRI en el próximo proceso electoral, si se da una condición fundamental para que su candidato presidencial "jale" buena cantidad de votos aún en regiones como la nuestra, en donde supuestamente no tiene fuerza.

 Andrés Manuel López Obrador, efectivamente, no tiene en Tamaulipas una representación poderosa políticamente, sin embargo, a decir de observadores y "pronosticadores", el 1 de julio con la mano en la cintura podría ganar la elección en este estado, y de paso arrastrar en esa acción a todos sus candidatos a diputados, senadores y a alcaldes.

 Aquí, el PAN  luce poderoso, y el PRI, con todo y su aparente debilidad, tiene una fuerza y una organización nada despreciable, entonces ¿cómo sería posible que ambos partidos fueran derrotados en Tamaulipas?

 La clave está en la sociedad, aquella que no está afiliada a ningún partido, la que le ha manifestado su repudio a gobiernos priistas y panistas. La gente que se dice cansada de la inseguridad y qué culpa de ello a  quienes han gobernado este país en los últimos 30 o 40 años, es precisamente a la que ha ido convenciendo el candidato de Morena.

 Y si logra hacer que toda esa multitud  inconforme y enojada salga a votar, lo puede lograr. En estos momentos al levantar encuestas y estudios de opinión, muchos dicen apoyar al tabasqueño. Falta que en realidad lo hagan ante las urnas.

 Porque no basta con hablar y responder en los sondeos. Tampoco con gritar consignas en contra del gobierno actual o los pasados. Este país y este estado, han perdido muchas veces la oportunidad de dar un viraje en la ruta, debido a la apatía y a la nula participación política.

 Así que ese  que hoy  dan como ganador, al que todas las encuestas lo favorecen, tiene un problema. Ese problema es como lograr que quienes lo apoyan, realmente se lo demuestren con un voto. Porque ante la organización de redes y operativos de movilización que despliegan PRI y PAN a lo largo y ancho de la republica Mexicana en el día de elecciones, Morena no tiene nada que hacer.

 Solo la salida a votar de los inconformes en el día D, reafirmarán  lo que hoy dicen los sondeos.

 Y si las cosas se le dan a López Obrador, en Tamaulipas, estado donde Morena no es nada,  podría haber increíbles sorpresas políticas.

CEMAIN- JULIO

Notas relacionadas